Saltar al contenido
Anfibios y Reptiles

Salamandra común europea

Salamandra común europea

La salamandra común europea (salamandra salamandra) es un urodelo de cuerpo rechoncho y extremidades robustas de sección circular. Por su aspecto físico llamativo es conocida también como salamandra de fuego. Conoce mucho más sobre esta variante de las salamandras.

Características de la salamandra común europea

Como hemos mencionado anteriormente, la salamandra común tiene cuerpo rechoncho y extremidades robustas de sección circular. Puede alcanzar, y en ocasiones superar, una longitud de 28 cm. La cabeza, ancha y plana, tiene un hocico redondeado y ojos prominentes. Los dedos carecen de membranas y la piel es lustrosa y sin rugosidades. La coloración varía mucho según el entorno. El dorso, de color negro brillante, ofrece un fuerte contraste con las manchas o listas de color amarillo intenso (a veces anaranjado) situadas en distintos lugares. El tamaño y la disposición da estas marcas son muy variables. El vientre es generalmente oscuro, manchado a veces de amarillo.

Cómo es el hábitat de la salamandra común europea

Vive principalmente en bosques y sotobosques húmedos, cerca del agua. Le gustan sobre todo las formaciones de especies caducas, en las que frecuenta los sustratos cubiertos de museo y hojas muertas. Se refugia frecuentemente bajo las piedras, los tocones de los árboles y en las anfractuosidades rocosas.

Alimentación de la salamandra común europea

Se alimenta sobre todo de gusanos (lombrices), insectos y sus larvas, babosas y otros invertebrados diversos que viven entre la hierba del suelo (pequeños crustáceos, arácnidos, miriápodos).

¿Cómo se comporta la salamandra salamandra?

La salamandra común hiberna de octubre a marzo en la tierra, en una grieta entre las piedras, una cavidad del suelo o bajo un tronco de árbol viejo. Los lugares propicios para la hibernación pueden acoger a varias decenas de individuos. Exclusivamente nocturna, durante el día se protege de la luz en oquedades de muros antiguos, entre ruinas o bajo el musgo. Es un animal más bien solitario. Su piel segrega una sustancia tóxica que puede provocar una fuerte irritación de la mucosa bucal y los ojos. No es en absoluto agresiva.

Reproducción de la salamandra común europea

El acoplamiento, generalmente primaveral, puede tener lugar a lo largo de toda la estación. Se produce sobre todo en tierra, en especial después de una jornada lluviosa, pero también puede desarrollarse en el agua de una charca poco profunda. Ovovivípara, la hembra da a luz larvas (que deposita en el agua) provistas de branquias externas y patas. Los jóvenes, entre 15 y 20, viven de tres a cuatro meses en el medio acuático antes de regresar a tierra firme.

¿Dónde podemos encontrar la salamandra común europea?

Si bien se puede encontrar esta especie en muchas partes de Europa, su presencia está confirmada en los siguientes países: Albania, Andorra, Austria, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Chequia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, Liechtenstein Luxemburgo, Montenegro, Países Bajos, Macedonia del Norte, Polonia, Portugal, Rumania, San Marino, Serbia Eslovaquia, Eslovenia, España, Suiza y Ucrania

Extinción de la salamandra común europea

De acuerdo con la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN, la salamandra común europea es una especie protegida. No obstante, no hay registros de que sea una especie de extinción. Algunas poblaciones de esta salamandra están siendo monitoreadas en países como España y Polonia.