Saltar al contenido
Anfibios y Reptiles

Rana dardo dorada

Rana dardo dorada

La rana dardo dorada, conocida también como rana dorada venenosa o rana de dardo venenosa (Phyllobates terribilis) es un anfibio que vive en la selva amazónica a lo largo de la costa del Pacífico de Colombia. Esta es su taxonomía:

Reino: Animal.
Filo: Chordata.
Clase: Amphibia.
Orden: Anura.
Familia: Dendrobatidae.
Género: Phyllobates.

Hay hallazgos de otros miembros de la misma familia al sur de Centroamérica y a lo largo de la costa de Sudamérica. La población de ranas dardo se concentra a lo largo del drenaje superior del Río Saija en las cercanías de Quebrada Guangüí y en La Brea en Colombia. Existen poblaciones geográficamente aisladas a lo largo de las orillas este y oeste a lo largo de este río, dividiendo la población. En general, la rana dorada venenosa tiene un rango limitado, pero es abundante dentro de esa área.

Hábitat

Las ranas venenosas doradas prosperan en las selvas tropicales amazónicas de las tierras bajas. Esta región está caracterizada por su humedad extrema, en la que llueve entre 1,25 y 5 m por año. Suelen habitar en paisajes montañosos, con elevaciones que oscilan entre los 100 y 200 m. Además, estas zonas se caracterizan por estar cubiertas de grava húmeda y pequeños árboles jóvenes y relativamente pocos escombros frondosos. La rana dardo dorada es un animal terrestre, que suele habitar el suelo del bosque. No obstante, para poder mantener a sus crías necesita del agua dulce.

Características de la rana dardo dorada

La rana dardo dorada tiene una variedad de colores brillantes y vibrantes que cubren todo su cuerpo, desde el verde menta hasta el amarillo, el naranja y, a veces, el blanco. El amarillo es el color predominante, lo que se les el nombre de rana dorada. La Phyllobates terribilis es la especie de rana más tóxica. A diferencia de la mayoría de los otros miembros de la familia Dendrobatidae , la rana de dardo venenosa tiene una coloración corporal uniforme, en lugar de manchas y rayas oscuras. Los ranas adultas tienen colores más brillantes que los jóvenes, que tienen el mismo patrón primitivo de la mayoría de los otros miembros de la familia Dendrobatidae. Hasta que llegan a edad madura, tienen rayas laterales. Habitualmente cambian a un mismo color brillante conforme llegan a su etapa adulta.

Una manera fácil de identificar estas ranas es por la extraña protuberancia de su boca. Por ello, podría dar la sensación de que la rana dardo dorada tiene dientes. En cambio, tienen una placa ósea adicional en la mandíbula que se proyecta hacia afuera y les da la apariencia de dientes. Las ranas dardo tienen tres dedos en cada pata. Cada dedo exterior tiene casi la misma longitud, pero el dedo medio es más largo que los otros dos.

Cualidades venenosas de la rana dardo dorada

Se cree que la coloración brillante de la piel estas ranas es una advertencia para los depredadores de que son venenosos. Su piel tiene un altísimo contenido de un veneno alcaloide que contiene batracotoxinas. Estas toxinas ocasionan un efecto en el sistema nervioso de su víctima, evitando así que se transmitan impulsos nerviosos que, como peor consecuencia, podría provocar una parálisis muscular. En las ranas doradas venenosas puede haber una concentración de batracotoxinas de aproximadamente 1900 microgramos. Se cree que solo 2 a 200 microgramos son letales para los humanos.

Las ranas doradas venenosa hembras y adultas mayormente son más grandes que los machos. Las hembras suelen medir entre 50 y 55 mm, mientras que los machos alcanzan unos 47 mm. En comparación con las 175 especies de la familia Dendrobatidae, la rana dardo dorada no tiene una amplia gama de tamaños. Otras especies pueden ser tan pequeñas como una uña humana.

Reproducción

Como la mayoría de las ranas, la ranas venenosa dorada pasa por una metamorfosis completa. Los huevos se ponen en pequeñas nidadas de menos de 20 y se llevan a lomos de los machos a pequeños charcos de agua, donde se desarrollan y se metamorfosean en ranitas.

Las ranas dardo hembra se aparean con varios machos, cada uno de los cuales también se aparea con varias hembras diferentes. El cortejo y la puesta de huevos solo se han observado en cautiverio, con ejemplares limitados. Cada reproducción involucró dos o más ranas macho y una hembra. Los machos atraen a las hembras mediante el uso de una variedad de llamadas agudas.

El apareamiento podría describirse como un frenesí en el que los individuos se mueven rápidamente unos alrededor de otros durante la puesta de huevos. Esto es difícil de observar porque los movimientos suelen ser muy rápidos y se realizas en medio de la frondosa vegetación. Los detalles sobre el modo de reproducción no están confirmados, pero se cree que hay algún contacto de cloacas entre las ranas durante la cópula. Sin embargo, los rituales de apareamiento de las ranas venenosas doradas no se han observado en su hábitat natural. Se cree que las ranas dardo se aparean durante todo el año.

Rana dorada venenosa

Reproducción en cautiverio

No se han encontrado huevos de rana dardo dorada en la naturaleza. En cautiverio, las nidadas de huevos por lo general no superan los 20. En cautiverio, una vez que los huevos son puestos y fertilizados en agua (por cuidadores cautivos), eclosionan de 11 a 12 días después, por lo general, se necesitan de 2 a 4 días para que todos los huevos eclosionen por completo. Ni siquiera 10 días después de salir del agua, comienzan a alimentarse de moscas de la fruta.

En la naturaleza, una vez que la hembra pone los huevos, el macho los fertiliza y los adhiere a su espalda. Parece que este período de llevar renacuajos a la espalda es breve. Es un método para llevar los huevos desde su sitio de puesta y fertilización al agua para que eclosionen. Después de la fertilización y la transferencia a una pequeña área de agua para su desarrollo, no hay más cuidado de los padres.

¿Cuánto vive una rana dorada venenosa?

Se cree que las ranas dardo doradas viven hasta 5 años o más. Debido a sus altos niveles de toxicidad, estas ranas tienen pocos depredadores, que te explicaremos más adelante. No se tienen datos exactos de la esperanza de vida en su hábitat natural, debido a que porque estas ranas solo se han estudiado en cautiverio. En este entorno controlado sí se ha comprobado que pueden vivir hasta los 5 años.

Comportamiento de la rana dardo dorada

Las ranas dardos son diurnas y estrictamente terrestres. Tanto en cautiverio como cuando se observan en la naturaleza, no se les ha visto trepando sobre ninguna superficie. Solamente se han observado sentadas en el suelo o a unos centímetros del suelo sobre la raíz de un árbol o trozos de vegetación. La mayoría de las especies de esta familia son reservadas y se esconden rápidamente. No obstante, el comportamiento de la rana dorada venenosa es diferente. Se cree que debido a su naturaleza extremadamente tóxica, no temen a la depredación. Las ranas dardo venenosas cautivas prosperan en condiciones de hacinamiento con un comportamiento poco agresivo. Esto difiere de otras especies estrechamente relacionadas que se ha observado que son de naturaleza muy agresiva y territorial. La mayoría de las agresiones tienen lugar entre especímenes del mismo sexo.

Estas ranas en cautiverio exhiben una gran capacidad de aprendizaje. Se apresuran a asociar la apertura del terrario con la alimentación y rápidamente golpean cualquier cosa que presente movimiento. Se ha visto que ante el más mínimo movimiento frente al terrario, las ranas logran excitarse mientras esperan por ser alimentadas.

Métodos de comunicación

Los machos de la rana dardo dorada involucran a las hembras en el cortejo cantando un trino largo y melodioso que dura de 6a 7 segundos. Posteriormente lo repite pero ahora de 2 a 3 segundos. La frecuencia de esta melodía es de 1800 Hz, frecuencia menor en comparación con especies relacionadas de otras especies de la misma familia. También se comunican a través de gestos. Un movimiento de empuje del cuerpo hacia arriba representa dominio, mientras que bajar la cabeza implica sumisión. Un signo de emoción que se suele ver durante la caza y el cortejo incluye el golpeteo del dedo medio largo de la pata.

Alimentación de la rana dorada venenosa

Las ranas venenosas doradas son insectívoras y se alimentan principalmente de especies de hormigas de los géneros Brachymyrmex y Paratrechina. También consumen pequeños invertebrados como termitas y escarabajos. La rana dardo dorada usa su lengua larga y pegajosa para capturar presas. Consiguen acechar y luego atacar a sus presas en un movimiento súper rápido. Este movimiento es tan rápido que es difícil ver su mecánica a simple vista. Su lengua le permite que la presa se adhiera a su boca para ayudar en la captura. Por lo general, no atacarán a un insecto más grande que un grillo adulto, de aproximadamente 2,5 cm.

Rasgos depredadores de la rana dardo dorada

Estas ranas son más conocidas por su veneno extremadamente potente. Las toxinas que producen son veinte veces más poderosas que cualquier otra toxina de rana venenosa. Los cuerpos de las ranas dardo doradas se caracterizan por ser de colores brillantes, lo cual advierte a los depredadores de su extrema toxicidad. Las toxinas producidas son los alcaloides esteroidales batracotoxina, homobatracotoxina y batracotoxina A. Estos compuestos pueden provocar problemas en el corazón como arritmia, fibrilación e insuficiencia cardíaca. Cuando se transfieren accidentalmente a la piel del rostro humano, causan una sensación de ardor que dura varias horas.

Solo hay un depredador conocido de esta rana: la culebra de pantano (liophis epinephelus). Esta es una serpiente que se alimenta de ranas pequeñas y jóvenes. La serpiente es inmune a las toxinas producidas por la rana dorada venenosas, pero como es tan pequeña, solo puede alimentarse de ranas jóvenes.

Función de la rana dorada venenosa en el ecosistema

Las ranas doradas venenosas solo tienen un depredador natural. Por lo general, se sientan al aire libre y cuando algún animal o persona se les acercan, no intentan esconderse, sino se alejan. Se aprovechan de todo tipo de moscas de la fruta, grillos, escarabajos y termitas. Investigaciones recientes muestran que estas ranas pueden obtener parte de su veneno al comer un escarabajo que pertenece a la familia Melyridae.

Importancia económica para los humanos

Las ranas venenosas doradas son las más tóxicas de todas las ranas. Las tribus colombianas, como los indígenas Chocó, usan el veneno secretado por la piel de las ranas para envenenar los dardos de sus cerbatanas. Después de calentar los dardos sobre el fuego, se pasan por el lomo de las ranas para conseguir que lo humedezca con su veneno. Una vez que los dardos han sido envenenados, estos podrían permanecer letales por un periodo de hasta dos años. La toxina permite a estas tribus capturar animales pequeños para comer. Estas ranas también están siendo capturadas, criadas y vendidas como mascotas. Esto es posible debido a su disminución de la toxicidad una vez que se mantienen en cautiverio durante un cierto período de tiempo.

Se están realizando investigaciones médicas para ver si estos venenos pueden convertirse en relajantes musculares, anestésicos y estimulantes del corazón. Se piensa que incluso podría convertirse en un mejor anestésico que la morfina.

Las ranas venenosas doradas no suelen mostrar comportamientos agresivos hacia los seres humanos. No obstante, el contacto con la piel puede tener resultados fatales debido a su alto nivel de toxicidad. Esto no es así para las ranas en cautiverio, que tienden a perder su toxicidad en ausencia de presas salvajes que son la fuente de esa toxina.

Estado de conservación de la rana dardo dorada

La población de ranas venenosas doradas ha ido disminuyendo debido a la deforestación de su hábitat natural con fines agrícolas. Esta especie de anuros está catalogada como en peligro de extinción según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN.